¡Armario cápsula! Es siempre una mejor idea

¡Armario cápsula! Es siempre una mejor idea

La idea del armario cápsula no es nueva, originalmente apareció en los años setenta gracias a Susie Faux –propietaria de la boutique londinense Wardrobe–, posteriormente fue retomada por Donna Karan en los años ochenta al presentar su combinación ideal, el cuál contaba con siete piezas que podían combinarse gracias al uso de bodysuits. Ahora gracias a las corrientes minimalistas es más común encontrar personas que prefieren vivir únicamente con lo justo, y esta actitud por supuesto aplica a la cantidad de prendas que poseen.

Existen miles de guías en las que se especifican que tipo de prendas debemos tener para vestirnos apropiadamente en cualquier ocasión, la cantidad de estas varía dependiendo del lugar en el que vivamos, las temporadas que afecten el clima y las implicaciones que conlleva el estilo de vida en el que cada uno de nosotros se desenvuelve. Por otro lado, también hay quienes han organizado una cápsula para cada tipo de actividad que necesitan realizar: ir a trabajar, hacer ejercicio, ir a una cena elegante o quedarse en casa. Sin embargo, hay algunas reglas que son transversales en dichas guías y que sirven como base para la construcción del armario, por ejemplo, escoger un esquema de color básico con el fin de hacer que todas las prendas sean combinables entre ellas.

Mi paleta de color personal: Los colores oscuros no van muy bien conmigo, sin embargo el negro y el azul navy son colores que sirven como base de cualquier outfit. El crema y el rosa van muy bien con mi tono de piel y el azul claro es básico para los días que quiero un look casual con denim.

Otra buena idea es apegarse a las siluetas simples y clásicas, piezas que funcionan eternamente porque con estas es posible componer un outfit fácilmente y además, permiten agregar accesorios que suben o bajan el ánimo del look. También sirven de fundamento cuando queremos probar alguna tendencia pasajera del mundo de la moda de la que no estamos muy seguras. Por último, uno de los aspectos más importantes al abordar el tema del armario cápsula es que debemos buscar prendas de calidad que podamos usar por mucho tiempo, al fin y al cabo es mejor tener un buen abrigo hecho con buenos materiales a varios que se deshacen con facilidad.

Este sistema no marcha bien para todas nosotras, sin embargo podemos ajustarlo a nuestras necesidades. Yo personalmente vivo en una ciudad sin estaciones y mi ropa no cambia de acuerdo a la temporada, sin embargo lo aplico porque de esta manera evito tener piezas sin usar, además cuando voy de compras no caigo como una víctima más de las tendencias que no van con mi estilo personal. No hay necesidad de limitarnos a la cantidad de artículos que tenemos para vestirnos, pero si podemos aprender a tomar mejores decisiones.

2 Comments
  • Diana
    Posted at 17:59h, 16 Octubre Responder

    Gracias por el post! Estaré probando esta idea en mi búsqueda de una vida más simple!

    • Catalina Londoño
      Posted at 20:05h, 16 Octubre Responder

      ¡Me alegra mucho que lo intentes!

Post A Comment