De pelos rojos

De pelos rojos

A un poco menos de un mes del cumpleaños número setenta y seis de Grace Coddington describimos la esencia de una de las mujeres más valiosas en la industria de la moda. Obsesionada con los gatos y actual directora creativa – de manera independiente– de Vogue, enamoró al público en el año 2009 gracias al lanzamiento del documental The September Issue, aunque según ella lo último que quería era ser famosa.

Su piel de porcelana y su cabello rojo desordenado hacen de ella uno de los iconos del mundo de la moda, comenzó como modelo en Vogue cuando tenía 17 años y su destino quedó marcado al unirse a la publicación. Sufrió un accidente que frustró su carrera pero que abrió un sin fin de oportunidades en el mundo de la moda, posteriormente desempeñaría el cargo de editora junior en la versión británica y fue ascendiendo hasta llegar a ocupar el puesto de directora creativa en la revista estadounidense. Es una de las personas más visionarias en la industria, considera que para sobrevivir a esta hay que ser amable, pero no mucho. Su actitud humilde hacia su trabajo hacen que sea probablemente la última editora de moda que todavía viste a las modelos ella misma, además la mantiene cercana a la idea de que la moda puede proyectarse como un arte y que puede distanciarse del concepto comercial.

Dejó de emocionarse por ir a desfiles de moda hace bastante tiempo, siente ahora se tratan de quién asiste y no de la ropa. Ella sentada en primera fila por supuesto, nunca toma fotografías de lo que ve, prefiere ilustrar en la libreta que siempre lleva consigo. Dibujar es una de sus pasiones, tanto así que la combino con el amor de su vida: los gatos. Sus ilustraciones pueden verse en su cuenta de instagram y en uno de sus libros, Catwalk Cats.

Una mujer tímida que viste de manera andrógina y casi siempre de negro. Aprecia las cosas sencillas y ama la apariencia de lo natural. Mantiene siempre sus ojos abiertos porque considera que cualquier cosa puede convertirse en fuente de inspiración. Admira a las personas con las que ha trabajado por mucho tiempo como Anna Wintour y Bruce Weber. Sin embargo, en esta nueva etapa de su carrera ha logrado expandir su potencial creativo al colaborar con marcas como Comme des Graçons y Tiffany & Co. Grace es quién cuenta historias por medio de imágenes como nadie más lo hace en el mundo de la moda y quién siente un amor infinito por el trabajo que realiza.

No Comments

Post A Comment